martes, 9 de junio de 2009

Nadar: Retratos (I).

Autorretrato.
Autor: Nadar.
París, hacia 1865.


Nadar, el hombre de numerosas facetas, con múltiples metamorfosis, con la inteligencia dividida en cuatro personas: escritor, caricaturista, fotógrafo, aeronauta; es un hombre de difícil clasificación.
No hablaba de él pero mezclaba con placer las pistas que permitían identificarlo. Hombre de gran corazón que se abría a todo el que sufría desdichas y miserias, aunque luego pleiteara y se enfadara continuamente con su propio hermano.
Le gustaban los disfraces y odiaba el asfalto y los pianos.
Tuteaba a todas las personas que conocía, lo que provocaría que el pérfido Charles Monselet, literato, creara una asociación con el único propósito de tratarle a él siempre de Ud.
Veneraba a su mujer, pero era muy sensible a cuantas bellezas femeninas mariposeaban por su estudio.
Este hombre excepcional que actuaba al mismo tiempo que pensaba nació en París un cinco de abril de 1820 como Gaspard-Félix Tournachon y Maillet.
(continuará)


Sara Bernhardt (1844-1923).
Autor: Nadar.
París, hacia 1864.

Charles Baudelaire (1821-1867).
Autor: Nadar.
París, 1862.


5 comentarios:

  1. No se si todo lo haría tan bien como esto, pero no cabe duda de que era un magnifico retratista.

    Ay, la forma que tienen de venerar algunos caballeros! :)

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Sara Bernhardt me recuerda a mi madre cuando era joven.

    Yo también.

    ResponderEliminar
  3. Sí, por lo que se ve, era bueno en todo lo que hacía.

    Y, menos mal que en el París del último tercio del siglo XIX eran más condescendientes con los adulterios que en la antigüedad, que si no,....

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Precioso el retrato de la Bernhardt, intenso el de Baudelaire.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin