viernes, 17 de mayo de 2013

El fotógrafo.

Todo cambió.
Pero él continuó ahí.
Porque la vida sigue.



Para las dos fotografías.
Autor: Michael Nash.
Varsovia, Polonia. Hacia 1946.


¿Quedaría así el bucólico retrato?




-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-


Tras la segunda guerra mundial, más del 85% de los edificios de Varsovia quedaron destruidos.



18 comentarios:

  1. …y después, reconstruyeron la ciudad y también un nuevo sistema social, una sociedad supuestamente, mejor para la mayoría. La ciudad quedó pero el sistema no funcionó…
    Muy sugestivas las fotos: la ilusión y la esperanza siempre impulsan a seguir adelante.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Costó mucho recomponer la ciudad. Nunca sería como antes.
      Pero es indudable que los ciudadanos conservaban la ilusión después de todo.

      Abrazos!

      Eliminar
  2. Que fotos tan interesantes! Una buena escenografía, y un poco de imaginación, te pueden hacer ver la realidad desde una óptica radicalmente opuesta! Excelente. Abrazo, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querer es poder. Una sábana pintada puede, si uno así lo quiere, cambiar la realidad.

      Abrazos, Patzy!

      Eliminar
  3. Qué bueno. Eso sí que es no rendirse. Si no existe, se pinta.
    Curiosísimo, monsieur.

    Feliz fin de semana.

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que superar la desgracia de algún modo. El fotógrafo no tendría ni un techo donde poner el decorado, pero ahí estaba. Esperando.

      Abrazos, madame!

      Eliminar
  4. Una forma como otra cualquiera de alegrarse la vida, aunque sea a base de trampantojos que oculten la verdadera realidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había otra. Si la realidad era dramática, habría que pintar otra más amable. La ilusión no podía morir con los edificios.

      Abrazos, Cayetano!

      Eliminar
  5. Es una toda una lección de vida y de esperanza :D


    ¡Que grande!

    Besos, Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo, Alma. Hay que sobreponerse a las peores situaciones. Con la esperanza de un mundo mejor. Empezando por pintarlo en un decorado. Como un deseo.

      Abrazos!!

      Eliminar
  6. Eso sí que es intentar volver a la normalidad. El ansia por la belleza, aunque sea en un mundo destruido, agudiza el ingenio y el de este fotógrafo seguro que potenció mucho después de la guerra.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente sería obligado intentar vivir dentro de una normalidad aparente. No tenían otro sitio a dónde ir. Pero no tiraban la toalla.

      Abrazos, Carmen!

      Eliminar
  7. Spot on with this write-up, I actually think this web site needs a lot more attention.
    I'll probably be back again to read more, thanks for the advice!

    my homepage; signs of cheating in a relationship"

    ResponderEliminar
  8. Pues a mi me deja el cuerpo un poco de aquella manera...
    Una entrada para pensar.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unas fotos que tengo guardadas mucho tiempo y que siempre me han gustado. Yo las veo llenas de optimismo y esperanza en un mundo mejor.

      Abrazos, Xibeliuss!

      Eliminar
  9. "Aunque el engaño sea detestable en otras actividades, su empleo en la guerra es laudable y glorioso, y el que vence a un enemigo por medio del engaño merece tantas alabanzas como el que lo logra por la fuerza."
    Nicolás Maquiavelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo con Maquiavelo.
      Aunque lo preferible siempre será evitar las guerras, claro.

      Un saludo, Francisco!!

      Eliminar
  10. Las fotos de esa epoca son magnificas, aunque muchas personas las veamos sin sentido, el sentido que obtuvo es que el queria sentirse bien sin mirar a tras lo que realmente pasaba, una guerra y el mostrando a una dama en un lugar bello. aunque la realidad era otra

    ResponderEliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin