domingo, 16 de noviembre de 2014

Hannes Kilian. Ballet y retratos.


[viene de Hannes Kilian. Fotografías en movimiento.]


Hannes Kilian es conocido sobre todo como fotógrafo de los grandes ballets por su especial sensibilidad para reflejar el movimiento en la imagen fija.

En su última época se centró en las artes visuales, la literatura y el teatro, aunque fue en el ballet donde encontró el área de trabajo donde se sentía más cómodo.
Se convirtió en el fotógrafo oficioso de la Stuttgarter Ballettwunders con directores como John Cranko y sus sucesores y estrellas internacionales de la danza como Márcia Haydée, Birgit Keil, Richard Cragun y Egon Madsen.


Ballet Apollon musagète de Stravinski. 1967.


1969.






También es reconocido por retratar con gran acierto tanto a famosos de todos los campos como a personajes anónimos.

El legado de Hannes Kilian se encuentra desde 2001 en la Haus der Geschichte Baden-Württemberg de Stuttgart.
Falleció el día 1 de diciembre de 1999 en Wäschenbeuren, Alemania.


Minero. 1965.


Willi Baumeister con una máscara del ballet Liebeszauber. 1947.

Fritz Walter entrenando. 1949.

Gary Cooper. 1953.


Thomas Mann. 1955.


Otto Dix con su nieta Bettina. 1961.

Carl Orff. circa 1960.

Carreras de caballos de Iffezheim. 1963.

Fábrica en Stuttgart. 1965.

1969.

1953.

Ende.
Tschüss!!




14 comentarios:

  1. Muy buenas! Se ve que de la fotografía de ballet le quedó el tic del "clic en el instante justo"...fijate que después utilizó mucho eso del instante...de una carcajada, de un salto de basquebolista, de la boca abierta por la sorpresa...de un perrito como flotando! Je! Tenés una gran colección! Abrazos, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, Patzy. En el instante justo. Captando lo mejor del momento.
      Un gran fotógrafo, desde luego.

      Abrazos!!

      Eliminar
  2. Todos, bailarines o no, forman parte de ese gran ballet llamado mundo: Thomas Mann, Gary Cooper, Carl Orff, hasta el minero de la cara tiznada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gran ballet donde todos improvisamos, sí.
      Improvisamos lo que nos dejan. Jejeje.
      Me gusta la metáfora.

      Abrazos, Cayetano!!

      Eliminar
  3. Las fotografías del ballet son asombrosas. Qué precisión a la hora de elegir el instante adecuado. Supongo que debe de llevar muchos años llegar a ese punto.

    Feliz tarde de domingo

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincides con Patzy. Coincidimos.
      Es el acierto en disparar en el momento adecuado lo que lo hace especial.
      Todo un profesional.

      Abrazos, madame!!

      Eliminar
  4. Jjejejeje Fantástico telón para acabar te has buscado, la foto del gato en la nieve. Muy buen fotógrafo, si señor: desde luego, tenía un don para apretar el botón en el momento justo.
    Abrazos, Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen fotógrafo, sin ninguna duda.
      Y, lo del gato,..jejeje. En esta ocasión la foto elegida no ha sido la primera como de costumbre. Efectivamente, hoy LA foto es la última.

      Abrazos, Xibeliuss!!!

      Eliminar
  5. Que increíble sentido del ritmo, de la oportunidad, del momento... Y cuánta humanidad!!! Me gusta muchísimo. Gracias Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo encantado de que te guste.
      Cuando lo descubrí, también le encontré algo especial a sus fotos.

      Abrazos, Adra!!!

      Eliminar
  6. Muy, muy buenas fotos!!! Las de los espectáculos de ballet y otros, son increíbles… no solo por la captación del movimiento y la expresión facial en el momento exacto, sino también por el equilibrio perfecto entre luces y sombras.
    Gracias Enrique por presentarnos a Hannes Kilian y su obra!
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no solo es esa oportunidad para realizar la foto adecuada, es también todo lo demás: encuadre, iluminación,...
      Un verdadero amante de la foto bien hecha.

      Abrazos, Marga!!!

      Eliminar
  7. Buenísimas las fotografías dedicadas a los ballets y sus bailarines. En ellas demostraba su inspiración en la obra de artistas de otros ámbitos y soportes como Degás.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las fotografías sobre el tema son abundantes. El ballet es, desde el punto de vista plástico, muy atractivo.
      Y Kilian disfrutaba con esas imágenes que solo la danza nos ofrece.
      Además, trabajaba muy bien.

      Abrazos, Carmen!!

      Eliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin