sábado, 4 de abril de 2015

Eva Besnyö, la holandesa húngara (y III).


Autorretrato.
Amsterdam. 1952.

Tras la segunda guerra mundial, Besnyö permaneció en los Países Bajos el resto de su vida.
Divorciada de Fernhout desde 1939, se casó en 1945 con el diseñador gráfico WimBrusse con el que tuvo dos hijos; se divorciaron en 1968.

Continuó ejerciendo la fotografía y manteniendo una actividad política activa. Durante los años setenta militó en movimientos en pro de la igualdad de las mujeres y en 1970, con 60 años de edad, comenzó a documentar el movimiento feminista de las Dolle-Mina, siendo parte activa de la organización durante seis años.

En 1980, cuando tenía 70, se le ofreció el Ritterorden (título de caballero) por la Reina Beatriz y lo rechazó.
Más tarde, en 1999 se le concedió el Premio Erich Salomon,  un premio a la trayectoria profesional  otorgado anualmente por la Sociedad Alemana de Fotografía que sí aceptó.

Violette Cornelius, fotógrafa.
Amsterdam. 1938.

Carel Blazer, fotógrafa.
Amsterdam. 1938.

Westkapelle.
Zeeland. Países Bajos. 1939.

Molino en Westkapelle.
Zeeland. Países Bajos. 1939.

Pajar en Westkapelle.
Zeeland. Países Bajos. 1939.

Westkapelle.
Zeeland. Países Bajos. 1939.

Westkapelle.
Zeeland. Países Bajos. 1939.

Westkapelle.
Zeeland. Países Bajos. 1939.

Westkapelle.
Zeeland. Países Bajos. 1939.

Niña.
Países Bajos. 1940.

Rotterdam tras los bombardeos.
Países Bajos. 1940.

Astilleros en Alkmaar.
Países Bajos. 1950.

Niños en Leidsekade.
Amsterdam. 1951.

Amsterdam. 1952.

Andamios.
Amsterdam. 1953.

Lieshout.
Países Bajos. 1954.

Madre e hijo.
circa 1956.

En el rodaje de Vértigo de A. Hitchcock.
1957.


Eva Besnyö murió en Laren, Países Bajos en 2003.

En la lista de los 200 holandeses más grandes (De Grootste Nederlander) Eva Besnyö figura en el puesto 143, siendo la primera fotógrafa en aparecer en la lista. 

En una entrevista de 1991 comentaba:
"En un principio, la forma era más importante para mí que el contenido. Lentamente esa tendencia cambió. Con la llegada del feminismo, el tema se hizo protagonista.
La forma sigue siendo esencial, la composición es importante, pero con los años espero haber encontrado el equilibrio entre forma y contenido".

Niños en Borgerstraat.
Amsterdam. 1960.

Para todas las fotografías anteriores.
Autora: Eva Besnyö.

Las siguientes imágenes son retratos de Eva realizados por otros fotógrafos.

Eva Besnyö
Autor: József Pécsi.
Budapest. 1928.

Eva Besnyö
Autor: 
John Fernhout.
Berlín. 1932.

Eva Besnyö
Autor: 
John Fernhout.
Playa del Báltico. 1932.

Eva Besnyö
Autor: John Fernhout.
Bergen. 1934.

Eva Besnyö
Autor: Cas Oorthuys.


8 comentarios:

  1. Por lo que se ve, una mujer con las ideas muy claras, muy comprometida con la liberación de las mujeres y con su tiempo. Tuvo suerte de llegar a anciana. Otras no tuvieron esa suerte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuvo que sufrir y eso imagino que la sensibilizó contra el sufrimiento ajeno. Lo raro es que llegase a cumplir esos maravillosos 93 añazos, desde luego.

      Abrazos, Cayetano!!

      Eliminar
  2. Hermosas fotos !!! Eva era una mujer de verdad: con dignidad y personalidad. En su obra, el equilibrio entre forma y contenido siempre está presente pero probablemente con el tiempo, la artista lo va perfeccionando.
    Gracias por estas entradas!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debía de ser una mujer con una marcada personalidad, sin duda. Vivió tiempos difíciles y eso hace que se valore lo importante.
      Dice mucho que rechazase el título de caballero, algo que seguramente anhelan muchísimos holandeses.
      Al final de su vida, se replanteaba todavía su labor fotográfica. Su camino siempre fue de ida.

      Abrazos, Marga!!

      Eliminar
  3. Pues yo creo que sí lo consiguió. A juzgar por las muestras que nos ofrece, nunca perdió de vista la forma, aunque pasara a ocuparse del contenido.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que el mero hecho de plantearse el equilibrio influía en sus imágenes consiguiéndolo.

      Abrazos, madame!!

      Eliminar
  4. En muchas de sus fotografías se observa un profundo apego y admiración a los maestros flamencos y holandeses del siglo XVII, intentando captar la misma estética e incluso los mismos temas y luz a través de los trajes típicos y los paisajes y molinos frecuentes en escenas paisajísticas de los Paises Bajos. En otras imágenes, en cambio, se adhiere a la estética moderna con planos atrevidos y temática urbana.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es casi seguro que le influyeron los pintores flamencos. Y más estando en Holanda y retratando la faceta más folclórica de esa tierra.
      Pero sin olvidar el punto de vista original. Aunque fuese solo en la forma.

      Abrazos, Carmen!!


      Eliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin